• Chatarra ferrosa: maquinarias en desuso, motores eléctricos, transformadores y tableros eléctricos.
  • Chatarra no ferrosa: bronce, aluminio, plomo, estaño, acero, baterías, otros.
  • Papeles, Cartones, revistas, recortes de imprenta, periódicos, cuadernos, archivos de oficina, refiles y placas de aluminio.
  • Plásticos duros y livianos.
  • Aceites usados.
  • Limpieza absoluta de oficina y fábricas, recojo a domicilio y pago en efectivo.

COMERCIALIZACIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS